Vía de la Plata

Este último tramo del viaje deja atrás Coruña para dirigirnos al punto más al sur de la península: Tarifa.

El recorrido de esta etapa es diferente al de la “Via de la Plata” oficial, y me explico. Realmente, la vía de la plata es un invento creado a partir de la fama adquirida por el Camino de Santiago. En realidad no se usó para transportar plata y su recorrido no llegaba ni siquiera a Galicia, sino que discurría desde Mérida hasta Astorga e incluso el trazado “oficial” no corresponde con el histórico de la calzada romana, sino que sigue el trazado desde Sevilla hasta León y Santiago de una forma artificial y sin ningún respaldo histórico. Además, el trazado se hace siguiendo de forma paralela el trazado de las carreteras, cosa que deja de lado algunos puntos importantísimos de nuestra geografia.

En nuestra propuesta cambiamos el recorrido, pasando por Puebla de Sanabria, y descendiendo por la zona de la Sierra de la Culebra para bajar hacia el sur atravesando las Urdes y la zona de las Batuecas y continuando hasta Cáceres. La ruta continuará aproximadamente por el mismo trazado que la Vía de la Plata, pero al acercarse a Huelva desviara de nuevo para tomar la dirección de la Sierra de Aracena, una de las joyas naturales de Andalucía, y ahí olvidamos el destino “oficial” de Sevilla. Continuaremos el viaje utilizándo el trazado de la ruta Transandalus, descendiendo hacia Sanlucar de Barrameda y siguiendo el trazado por toda la costa gaditana hasta Tarifa.

En realidad esta parte del trazado aún está por cerrar su trazado. Tenemos claro un 80% de la ruta, pero seguimos con dudas en los tramos finales de Zamora hasta la zona de las Batuecas (correspondería con Bejar en el trazado habitual) y un trazado que evite la pesadilla de atravesar la zona de Almendralejo – Zafra, o que al menos lo haga más llevadero.

En este último tramo se une de nuevo Ana que tomó el camino de vuelta a Jerez desde A Coruña y además espero hacerlo con unos cuantos amigos que se unan en esos últimos kilómetros.

En esta etapa se impone ya un descanso más largo en casa, y espero que mis gatos todavía se acuerden nosotros. Dentro de un tiempo nos pondremos con la quinta etapa, que cierra el recorrido de la península.