08
Ene-2015

Ruta en bici Costa Norte: de Quintana a Gijón

  • Transhispania-costa-norte-gijon
  • Amaneciendo en Quintana
  • Ria de villaviciosa, subiendo a San Martín
  • Transhispania costa norte ria villaviciosa
  • Transhispania costa norte selorio
  • Vista de Gijón, costa norte en bici - Transhispania

Amanece en el apartado prado cerca de un pequeño pueblo llamado Quintana, y desde donde continuaremos nuestra ruta en bici por la Costa Norte. El siguiente punto de nuestra etapa es la ciudad de Gijón, donde pararemos un par de días dedicados al descanso y aprovecharemos para visitar una de las grandes ciudades del norte.

La mañana nos recibe con la niebla flotando sobre la hierba del prado, una mañana fresca y muy húmeda que hace que arrancar el día sea un poco lento… salir del saco calentito cuesta mucho. La semana de ruta se va notando y apetece mucho hacer la paradita en Gijón.

Amaneciendo en Quintana

Amaneciendo en Quintana, preparando el día

La ruta de hoy es de las de tomarse con calma y donde no esperamos encontrar grandes sorpresas, solo hacer los kilómetros de recorrido con los menos problemas posibles. Como nos vamos acercando a grandes núcleos urbanos, intentaremos evitar todo lo posible las carreteras y buscar una entrada poco problemática a la ciudad.

El primer tramo discurre por pistas que van subiendo y bajando por pequeños montes y estrechos cursos de arroyos, totalmente cubiertos de vegetación, con una exuberancia comparable a la de cualquier selva. Esta zona es muy húmeda por la vegetación y la cercanía del mar, y la bruma que nos acompaña durante las primeras horas hace que el recorrido sea un tanto extraño.

Transhispania costa norte selorio

Llegando a Selorio, poco antes de la Ría de Villaviciosa.

Poco antes de llegar al pueblo de Selorio podemos disfrutar de una espectacular vista de la Ría de Villaviciosa a nuestros pies, una de las grandes rías de Asturias y que es realmente espectacular desde ese punto de la pequeña carretera por la que rodamos… lastima que la bruma satine la vista del paisaje.

Transhispania costa norte ria villaviciosa

Ría de Villaviciosa vista desde Selorio.

Después de una divertida bajada entre pinos llegamos a Selorio, donde nos encontramos todo cerrado… lástima de café (que con la humedad y el fresco de la mañana apetece muchísimo). En el pueblo tomamos la pequeña carretera W-6 que nos une a la N-362 hasta llegar a Villaviciosa. Por suerte la carretera está muy tranquila ya que es domingo y a las 8 de la mañana en verano apenas hay gente. A la entrada de Villaviciosa encontramos la señalización del Camino Norte, volvemos a encontrarnos con el.

Sobre el trazado del Camino Norte,… habíamos dejado el camino del norte en Colunga, ya que nosotros seguimos camino por la costa hasta Lastres y de ahí a Quintana y Selorio; un camino mucho más tranquilo y bonito que el trazado tradicional del camino norte. En el “trazado oficial” (si queremos llamarlo así) discurre por la zona interior hasta Gijón, bordeando constantemente la autovía A-8 y la nacional por lo que se rompe gran parte del encanto y nos perderíamos el poder rodar por carreteras tranquilas. También hay algunas ventajas en salir de los trazados marcados, el encontrar nuevos caminos y no ir siempre por donde nos dicen, además….  que es nuestra ruta!!! (para lo bueno y lo malo).

Después de un tremendo desayuno en Villaviciosa cruzamos la población y la ría por un puentecillo, dejando también atrás la A-8, o más bien, por debajo, ya que la autovía cruza la ría por un tunel. El siguiente tramo de nuestro recorrido que  utilizamos es la AS-256, una carretera con algo de tráfico, pero amplia y donde podemos rodar con tranquilidad. Por esta carretera dejamos a un lado la Iglesia de la Lloraza y el Centro de Interpretación de la Ría. Un poco más adelante volveremos a encontrar más yacimientos de ignitas.

La ría fue formada después de la última glaciación por la confluencia de varios ríos (Valdebárcena, de la Ría y Viacaba), que tallaron los 7 kilómetros de ría hasta llegar a la zona del Puntal y la playa de Rodiles donde se abre al mar. Esta ría forma una enorme plataforma formada por los depósitos de sedimentos durante miles de años y que forman un magnífico paisaje de meandros que albergan una gran diversidad de invertebrados y aves, con puntos de observación privilegiados (aquí puedes ver documentos sobre observación da aves). En el pueblo podemos disfrutar de los monumentos nacionales de las Iglesias de Santa María de la Anunciación, San Salvador de Priesca, San Andrés y Santa María de Lugás. Como curiosidad, en esta localidad se encuentra la fabrica de sidras “El Gaitero”.

Nuestro camino continua bordeando la margen izquierda de la ría y a los pocos kilómetros nos encontramos una enorme y larguísima cuesta arriba que se atraganta al cabo de un rato. Una subida de las que si bien no tiene un gran porcentaje, si se hace pesadísima de subir… pero como todo, al final nos la quitamos de encima para seguir rodando por una meseta junto al mar sin apenas desniveles que destacar, un poco de subir y un poco de bajar, que se continúa al desviarnos hacia la W-3 que nos dirige hacia una extensión de “pueblos” imposibles de diferenciar, ya que es una continuidad de pequeñas casas con su pequeño campo.

Transhispania-costa-norte-gijon

… paradita de descanso en la subida de Villaviciosa.

Y entre casas de campo y pequeños prados que huelen a heno recién cortado llegamos hasta la entrada de Gijón. Para entrar con seguridad decidimos desviarnos hacia la entrada por el este de la ciudad, desviándonos por la AS-247 desde la nacional (que tuvimos que tomar durante unos 5 kilómetros) e inmediatamente después por la GI-2 . Esta carretera nos lleva hacia Cimadevilla y de ahí una sucesión de urbanizaciones periféricas a la ciudad, sin apenas tráfico y que nos permite entrar con mucha más tranquilidad que por otras vías con más tráfico… y que nos deja justo en la playa del este de la ciudad.

Vista de Gijón, costa norte en bici - Transhispania

Vista Gijón desde “El Rinconín”, al este de la ciudad.

Solo nos resta quedar con nuestros anfitriones de Couchsurfing con los que pasaremos un par de días de descaso. Así que, ratito de descanso mientras que contactan con nosotros, aprovechamos para hacer la 2º comida del día (la primera fue poco más que un picoteo en la ruta) y a disfrutar del sol en una terraza junto a la playa.

0

 me gusta / 0 Комментариев
Comparta este Articulo:

Comente este artículo


Clic en el formulario para scroll

Archivos

> <
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec